Víbora del Gabón

(Bitis gabonica)

Descripción: Es la serpiente más grande del género Bitis llegando a medir hasta 2.4 m de largo y es posiblemente la serpiente venenosa más pesada del mundo alcanzando los 16 kg. También posee la marca de los colmillos mas grandes de todas las serpientes los cuales llegan a medir hasta 6.3 cm. Esta es una especie superlativa ya que también tiene la cabeza más ancha de todos los Vipéridos. La cabeza se distingue del cuerpo y asemeja una gran hoja muerta, excepto por el par de ojos plateados. La coloración de esta especie consiste en una serie de rectángulos en la parte dorsal así como manchas en forma de reloj de arena en los costados, las marcas son de color negro así como de diferentes tonalidades de púrpura, café, amarillo y beige. En el rostro presenta una línea muy oscura hacia el centro de la cabeza con dos manchas oscuras sobre cada lado de la mandíbula. El patrón en general le ofrece un excelente camuflaje. Sus escamas están bordeadas y quilladas en la mayor parte del cuerpo aunque en las partes bajas de cada lado hay hileras de escamas lisas.

Distribución: Es una especie ampliamente distribuida por el continente africano y se puede encontrar en Angola, Gabón, Camerún, Guinea Ecuatorial, Nigeria, Benin, Togo, Ghana, Costa de Marfil, Liberia, Sierra Leona, Guinea, República Central Africana, Sudán, Tanzania, República Democrática del Congo (Zaire), Congo, el este de Zimbabwe, Mozambique y Zululandia en la República de Sudáfrica.

Hábitat y Ecología: Se trata de una especie terrestre que habita bosques tropicales, aunque algunas veces también se encuentra en zonas abiertas. Esta serpiente es un digno representante de la estrategia de emboscada. Su camuflaje es muy bueno, permanece semienterrada, inmóvil en la vegetación donde sólo asoma su cabeza. Acostumbra colocarse por la tarde noche a los lados de los caminos transitados por pequeños mamíferos y una vez que la presa está a su alcance, se lanza para morder, sus dientes son tan grandes y el golpe de la mordida tan fuerte que en muchas ocasiones la presa sucumbe meramente a causa de las lesiones físicas. A diferencia de otros Vipéridos, B. gabonica no libera su presa una vez que la ha mordido, sino que la mantiene sujeta hasta que muere. Esta especie se alimenta de aves terrestres y mamíferos tan grandes y agiles como las mangostas, ocasionalmente también se alimenta de ranas y sapos. Cuando se siente amenazada hincha su cuerpo, expeliendo aire de él y así produciendo un silbido fuerte y continuo. La época de reproducción se da en temporada de lluvias. Es una especie vivípara y las hembras pueden reproducirse cada 2 0 3 años, después de 7 meses de gestación la hembra pare en promedio de 16 a 24 crías, aunque existen reportes de hasta 60 – 70. No presenta cuidado parental. Se sabe que llegan a vivir hasta los 13 años. Hay dimorfismo sexual ya que las hembras son más grandes que los  machos, además de que tienen más hileras de escamas.

Photo 1
Photo 2Photo 3 Photo 4 Photo 5 Photo 6 Photo 7 Photo 8 Photo 9 Photo 10 Photo 11